"Apart, we’re
more together than we are
together.
              We say that losing
those we love to living
is the price of loving.
                             We say
such honest lies because
we must- because we have
no choices.
                              Face to face
we say them, but our eyes

have different voices."

Samuel Hazo, Silence Spoken Here (via poemusicoffee)

(Source: metaphorformetaphor, via poemusicoffee)

"False hopes are more dangerous than fears."

J. R. R. Tolkien, The Children of Húrin (2007)

(Source: lemonumentauxmorts)

The nights in the oldest parts of the city are sad,
specially after the rain, when old cobblestoned streets
lay damp, straying the mind to the turn of the century
when they were cast. And one can’t help but romantize
that glorious past of seemingly very clean hardship,
in spite of the stiffness of starched shirts and aprons
the ambiguity of double standards now laughed upon
and the insurmountable social schism set by the womb.

Far and free, rootless and lovelorn, us modern heirs
of those colonial facades, feel a strange longing
for the beauty of bloodstained mayolicas and the bronze,
dressed-up dinners and clear and ridiculous norms.
In our safe and sound existence other hazards lie
as we drift aimlessly with no anchor, sacredness or guide
tickling the hole where the blood rushes to and fro.




Llanto de la semilla a la tierra

Dejé mi palacio de fruta suculenta: una a una, fui pelando mis capas. Me entregué y fui cayendo, confiada. Sentí las cosquillas de tus inquilinos, al son del sol calentando mi morada, una cama de vida en polvo. Pensar que los cuerpos de mis descendientes te darán los nutrientes para que te multipliques, suelo mullido, un poco podrido, es tan lindo como lo fértil que te siento. Sabiendo el dulce destino que me depara, el alto sentido de esta caída y esta imparable descomposición… a cada instante, un poco menos yo y más… otros, vos. Es duro y no es suficiente consuelo saber que es un destino común a todo lo que vivió. Pero si tengo belleza en el corazón, puedo soportar esta tristeza. Haciendo mi propio duelo, mientras el cielo que imagino desde el recuerdo, palidece, y el rocío humedece tu composición. Mientras siento chuchos de frío y me falta almidón. De a momentos extraño mi palacio de pulpa, te lo confieso sin culpa. Conforme se acerca la noche, se pone a prueba mi fé: para que el futuro crezca es necesario que el presente perezca.

¿Por que no fui roca, quieta y tranquila?


¿Por qué es tan cara la vida?
Silencio.
Quizás formule mal la pregunta.

Echo esta pena al viento entre los poros del polvo con el que estoy cubierta y sospecho, que en ese mismo aire andan batiendo sus alas los pájaros e insectos que, sin conocerlo, esparcirán por la tierra mis restos. Puede que quede helada en este punto hasta que acabe el mundo, depende de muchos factores - que si fuera sólo de mis temores, ya se habría detenido el tiempo, nada cambiaría y viviría por siempre enamorada del amor, sin sufrimiento, ni consecuencias. Bueno, más que vida sería un dulce sopor.


¿No es irónico que por miedo a la muerte queramos vivir inertes?

Me despierta la pena fuerte con la que me desgarro para dar paso a algo mejor: aunque toma valor ver esto y no las lágrimas de savia que brotan de mi costado. Pronto no estaré en ningún lado y extrañaré incluso al dolor. Recordaré, perpetuamente insomne, al sol enorme con su cálida luz.


Nada aprendí. ¡Qué duro saber que dejaré de ser lo que siempre fui!

"The only wisdom we can hope to acquire
Is the wisdom of humility: humility is endless."

T. S. Eliot, East Coker (via triadic)

(via invicemsunt)